Con lo rico que está el jamón

Embarazo

jamon

Muchas veces el embarazo se convierte en un período en el que la mujer prácticamente sueña con esa delicia española que es el jamón serrano… 9 meses y medio… 40 semanas… esperando a que nazca su pequeñ@ y esa misma noche poder comerse un bocata con jamón.

Y esta “abstención” viene porque en el primer trimestre del embarazo a las mujeres se les solicita la determinación de la toxoplasmosis en sangre y si el resultado es negativo (no ha pasado la enfermedad), se recomiendan una serie de medidas higiénico-saludables para evitar que la mujer pueda contraer la enfermedad durante el embarazo.

Bien, para empezar ¿qué es la toxoplasmosis?… es una enfermedad que transmiten los gatos que tienen esta enfermedad, generalmente, los que cazan y que si se pasa durante el embarazo puede provocar malformaciones graves en el feto.

Es decir, que si vuestro gato casero no sale y no está enfermo no puede transmitir algo que él no tiene. Aún así, como muchas veces no se está del todo seguro de si el gato sale o no, se pueden tomar precauciones como cambiar la arena del gato con guantes o que se encargue otra persona de estos quehaceres.

Bien, los gatos enfermos pueden pasar por los pastos donde hay vacas, cerdos y demás animalitos, éstos ingieren las heces del gato y enferman.

(De ahí que se recomiende no comer carne cruda, si la carne se cocina correctamente el toxoplasma no sobrevive y no hay ningún riesgo de contagio. Pero el jamón serrano no es carne cruda propiamente dicha, está sometido a un proceso de salazón en el que el toxoplasma no puede habitar y muere.)

También se pueden contaminar por las heces del gato verduras y frutas.

Y por último, si hacéis trabajos de jardinería, durante el embarazo acordaos de usar guantes y lavaos bien las manos después de tocar la tierra… puede haber pasado por allí algún lindo gatito enfermo.

En resumen:

  1. Si el resultado del toxoplasma en vuestra analítica es positivo habéis pasado la enfermedad y no hace falta que llevéis ninguna prevención durante el embarazo.
  2. Si el resultado del toxoplasma fue negativo:
  • Si tenéis gato cambiad la arena con guantes o que se encargue otra persona de hacerlo durante el embarazo.
  • Cocinad bien la carne, un poquito más del punto (que no sangre).
  • Podéis comer jamón serrano, acordaos que en el medio salado al que es sometido el jamón el toxoplasma no sobrevive.
  • Enjuagad bien frutas y verduras, fuera de casa mejor evitar las ensaladas.
  • Si practicáis la jardinería acordaos de los guantes y de hacer un buen lavado de manos después.

 ¡Y a disfrutar del embarazo!

Anuncios